Carta 6: Fotografías

Hola mi niño bonito!

El miércoles miré tus fotografías por primera vez después de tu marcha. Las tenía papá guardadas y me las pasó. Lloré a mirarlas, pues recordé lo pequeñito que era tu cuerpo. Ahora veo lo necesarias que son estas fotos, porque nos permiten darte un sitio en nuestras vidas por siempre, y que nunca se te olvide. Tengo una preferida. En ella salimos los 3. Es la última foto que nos hicimos juntos. Minutos después entraron los rayos del Sol por la ventana de la UCIN y tu alma se unió a ellos por siempre. Nunca diré que moriste, porque odio ese verbo, prefiero pensar que sólo marchaste durante un rato, y que cuando nuestras almas, las de papá y yo, decidan partir, tu estarás allí esperándonos. Mi sol, recuerda que tardaremos, sé paciente.

Nuestra última foto juntos

El otro día, cuando hablamos con Sara, acabé diciéndole que quiero pensar que tú viniste para algún propósito o fin. El primero, es que papá y yo estamos más unidos, más que nunca. Es como si estuviéramos en la fase de enamoramiento tonto. También, en mi caso, me has enseñado la gente tan maravillosa que tengo alrededor, personas que no pensé que nos tenían tanta estima, y que en momentos así se necesitan tan cerca. A todas ellas siempre os llevaré en el corazón. También mi niño, me devolviste a personas que hacia tiempo que estaban alejadas, y que ahora, más que nunca, no quiero perder.

El último propósito que he encontrado de tu llegada anticipada, vino a mi con los resultados de la biopsia de la placenta. Encontraron trombos, y ahora creen que es la causa de que no te llegara suficiente sangre. Me van a hacer un estudio de los componentes de coagulación para ver si tengo algún problema en mi sangre. Y dirás, ¿cual es tu fin aquí? A veces pienso que si tengo algún trastorno sanguíneo que podría haberme provocado un problema importante durante o después del embarazo, tu marcha ayudo a detectarlo para poder tratarlo. Alguno podría pensar que es cruel este pensamiento que tengo. “Mi hijo, que no sobrevivió, me ayudó a detectar una posible enfermedad o trastorno”. ¡Qué loco pensamiento! Pero eso aunque es terrible, me ayuda a seguir adelante, y a pensar en lo importante que eres para mi, lo eras y lo serás siempre.

Hoy alguien de un grupo de duelo compartió en el facebook un vídeoclip de la canción de Coby Grant, titulada Winter Bear, que escribió para una familia que había perdido a su bebé. Guillem cada frase que canta, cada nota de esa canción te la hago llegar desde mi corazón.

Winter Bear- Coby Grant

Te quiero mnb!

Mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s