Carta 20: Sueños, personas y lugares que huelen a ti.

Mi querido y añorado Guillem, mi pequeño,

Hoy te quería decir varias cosas y me gustaría que me quedasen ordenadas.

Para empezar te diré que, aunque suelo soñar a menudo contigo, estos últimos días lo estoy haciendo prácticamente a diario y con mayor intensidad. No son sueños dolorosos ni pesadillas, ya que es recordar los cuatro días que pase a tu lado y eso a mí me reconforta muchísimo.

En relación con lo que te acabo de decir, ayer jueves visitamos nuevamente el lugar donde viviste tu corta vida, la UCI de maternidad. Se podría pensar que fuera algo doloroso de hacer, pero por extraño que parezca no es así. Volvimos a ver a algunas de tus mamás de incubadora: Erika, Estefanía y Rocío. Ay Rocío, que decir de todas que fueron maravillosas contigo Guillem, pero con Rocío viví un momento tan grande de esperanza porque pudieras lograrlo y salir a delante. Se lo volví a recordar y parece mentira que con tantos casos que tienen que llevar se acuerde también. Ese momento en que me dijo que habías hecho pipí y me derrumbe llorando de felicidad, pues eso quería decir que tus pequeños riñones habían comenzado a funcionar. Desde aquí gracias nuevamente Rocío por aquel abrazo de apoyo.

Los abrazos, cuan importantes son y lo mucho que te llegan a reconfortar en momentos tan duros como los que estamos viviendo. No cuestan nada y sin embargo sin necesidad de decir nada te llenan, apoyan y ayudan.

También quería decirte que el fin de semana pasado tuvimos nuestra primera reunión con Petits amb llum, este primer día hemos sido 5 casos, 5 parejas de papás y mamás de otras tantas estrellas y soles que ahora nos veis desde nuestro propio cielo. Los 5 llegasteis y os fuisteis en las mismas fechas, y pese a ser cada caso diferente, todos tenéis algo en común los unos con los otros. A mí personalmente me reconforta poder hablar de ti con otros papás y mamás que han pasado por una situación parecida, lo mismo que escuchar las historias de sus estrellas y soles.

Y para concluir y en referencia a todo lo anterior: recuerdos, sueños, sicólogas, siquiatra, grupo de duelo, me siento preparado para avanzar un paso más y así ampliar el círculo en la espiral de mi recuperación. Mi cabeza ya me pide un poquito más, y tal y como me había dicho la sicóloga lo importante no es la velocidad a la que avances, lo importante es que siguiendo lo que te marque tu cuerpo avances. Y en este punto me encuentro ahora mi niño, necesito empezar a hacer más cosas, incluido volver a ver a tu primito Joan, del que no me he olvidado ni un solo día, pero al que se me hacía tan difícil de ver porque ya os imaginaba a los dos jugando juntos y sin embargo eso no ocurrirá jamás.

Otro día te contaré más cosas y te hablaré de tu primito Joan.

Por ahora, mi niño bonito te quiero y nunca me olvido de ti Guillem,

Papá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s