Carta 54: Respira

Hola mi niño bonito!

Hace días que he sufrido un cambio interior, como si un interruptor dentro de mí hubiera pasado a posición ON y ahora he comenzado una nueva etapa del duelo. Aún sigo llorando, aún veo un bebé que podría tener tus meses y me da rabia porque podrías ser tú. Pero ahora no me da miedo la reacción de la gente cuando les hablo de ti, y las palabras necias me resbalan. Ahora tengo una paz interior que me acerca a la aceptación de que por más que patalee las cosas no van a cambiar.

Esa paz me llegó al hacer tu reportaje de recuerdo gracias a Norma Grau y su proyecto Stillbirth. Esas fotos hechas con cuidado buscando el detalle, acercando tu objectos, todo aquello que te devuelve a nosotros, a todas las personas que te amamos. Esas fotos que enseñamos con orgullo para gritar que fuiste terrenal y que siempre serás celestial. Tu historia como la de otros bebés estrella aunque corta será eterna en nuestra mente, y luz en nuestros corazones.

Fotografía realizada por Norma Grau, proyecto Stillbirth.

Hoy mi niño, fuimos a una charla y taller para afrontar estás fiestas navideñas. Y una de las personas que llevaban la charla, Daniel, utilizó la palabra RESPIRA. Y si, es eso lo que tendríamos que hacer tod@s los papás y mamás en duelo. Respirar. No va a ser fácil, pero nada ni nadie nos va a decir que es lo que tenemos que hacer o sentir, que se respete nuestro proceso. Respirar es vital, y es necesario sentirnos cómodos con lo que hacemos. Respirar. Profundo , que el aire fresco nos llene, nos inunde en esos momentos que tienen que ser felices, pero la tristeza nos abraza porqué no estáis allí. Ni en la fiesta, ni en los momentos de risas.

Respirar nos ayuda a decir lo que sentimos, y a no callarnos cuando los que no aceptan nuestra tristeza, sin mala intención, nos dicen frases vacías, porque no nos entienden. Por qué no podemos estar tristes? Pero la tristeza es parte del proceso de nuestra recuperación. Nos ayuda a avanzar. Y las emociones surgen sin avisar.

Así que mi Sol, hoy muchos respiramos porque lo mejor es compartir lo que sentimos, lo que hemos vivido, lo que nos ayuda, y sobre todo porque cuando hablamos de vosotr@s, nuestras estrellas, las cicatrices duelen menos, y nos sentimos agradecidos, ilusionados, escuchados, comprendidos y mejor o bien. Verdad papás y mamás en duelo?

Gracias a l@s que habéis hecho posible la actividad sobre cómo afrontar las fiestas. Un “GAM especial” . Y a los papás y mamás que hemos compartido ese ratito. Esta carta os la dedico a tod@s vosotr@s, y a vuestras estrellas.

Mi niño, mi Sol, mi luz interior, abraza a tus compis estrella, con fuerza, y mandarnos energía para afrontar esos momentos de fiesta que se nos pueden hacer difíciles.

Xerrada Petits amb llum. 13/12/2019

Besitos al cielo!

Mañana más mnb!

Mamá

Prometo encender en tu día especial una vela
Y soplarla por ti
Prometo no olvidarlo nunca.”