Carta 55: Tú eres mi anhelo

Hola mi niño bonito!

Hoy comienzan las vacaciones de Navidad, esas fiestas llenas de luz, amor y felicidad. Y así serán para muchos y muchas. Y así eran otros años para nosotros. Y así serían si estuvieras tú.

Sé que hay gente que al leer esto se pondrá las manos en la cabeza, y pensará que no avanzo, o que hay que buscarle el lado bueno a vida y disfrutar, o lo mismo le puedo llegar a amargar un poco la lectura. Pero sabes qué? Que me da igual! Que este es mi duelo, el duelo de papá y lo hago como quiero y me tomaré el tiempo que haga falta. Y si me preguntan les hablaré de tí, pues tú eres lo más importante que me ha pasado junto a conocer a papá. Y si soy monotema, pues lo soy. Y punto.

No sé porqué, quizás es un poco el efecto del cava de la comida del instituto, pero llevo un rato agobiada, y las lágrimas vienen a mí. Hoy papá me dijo que no quiere que pongamos adornos de Navidad en casa. Y me parece perfecto. No me apetece, no me ilusiona como otros años. Este año sólo comidas con la familia que nos arropa, y poco más. No creo ni que vayamos a ver la cabalgata de Reyes. Para qué? Para agobiarnos viendo familias con niños ilusionados? Pues va a ser que no. Y con las uvas de fin de año, no pediré ningún deseo. El año pasado lo que pedí no se cumplió, y de nada sirve caer de nuevo en lo mismo. Prefiero vivir el presente y lo que tenga que venir que venga, total peor no puede ser.

Los que realmente nos quieren, escucharán y no juzgarán, y confío que no les de pena. Sólo quiero que se miren a ellos y se sientan afortunados de lo que tienen. Saldremos adelante, pero ahora y de momento ahora es lo tengo. Lo que tenemos.

En este punto de la carta, fijo que hay quien dejará de leerla. Pero vuelvo a decirlo, te escribo lo que late en mi interior, lo que nubla mi mente y lo tengo que liberar de dentro porque me ahoga, no me deja respirar. Y poco a poco deshago los nudos que aprietan.

Mi niño, esta noche necesito que abraces mi sueños, que calmes mi mente acelerada, que seques las lágrimas que salan mi rostro. Esta noche, como si estuvieras aquí junto a mi cama, porque no lo dudes mi ángel, tú seguirás siendo mi sueño cumplido, mi anhelo.

Besitos al cielo!

Mañana más mnb!

Mamá

☀️

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s