Carta 61: Latir. Sentir. Emocionarnos. Amar. Y sobre todo VIVIR.

Hola mi niño bonito!

Hoy tuvimos la última visita con la psicóloga. Digo la última porqué creemos que ahora podemos comenzar a dar pasos solos. Sabemos que siempre podremos volver, que está ahí, pero creo que dar este paso, sobre todo a papá le puede ayudar mucho.

Agradecemos el apoyo de la psicóloga de Mater del Clínic, que nos ayudó a comenzar en este montaña rusa del duelo. Y también la que tenía papá en el centro de salud, por acogerme a mí también y hacer terapia familiar.

Y que nos puede ayudar a partir de ahora?

El grupo de apoyo mutuo, donde otr@s papás y mamás nos abrazamos en este camino del duelo, sesión tras sesión, como si vosotr@s estuvierais mientras jugando en el parque, después de un día de clase.

Nuestras familias. Porque no niegan tu existencia, porque también lloran tu ausencia, y mantienen tu recuerdo vivo.

Mis compis y mis amig@s. Por escucharnos cuando hablamos de ti, sin cambiar de tema, sin reprocharnos nada.

Los símbolos y rituales. Hoy se lo leí a Cristina Cruz en un post del Facebook. Y pensé que cada detalle que creábamos de tí, nos ayudaba a avanzar. Y el ritual de encenderte una vela cada noche, para que sientas nuestro calor o el pastelito con la vela del 1 que pondremos para celebrar tu cumple, sólo puede hacernos bien.

Papá. Mi compañero de viaje, el que aguanta mis gritos, el que me deja llorar si lo necesito, sin reprocharme nada. Él, para mí, y yo para él. Nuestro amor nos hace fuertes ante todo. Nuestro amor nos trajo el mayor regalo del mundo: tú.

Imagen de @unaastronauta3

Tu recuerdo imborrable. Tu fuerza. Tú como ángel de la guarda. Tú nos ayudas cada día a seguir adelante. A soltar sin olvidar. Y ejemplo son estas cartas que te escribo porque hablarte es como tenerte aquí. Porque así hablo de la muerte, del duelo, que en los tiempos que corren aún son tabú, y más si sois bebés los que partís cuando la vida empieza.

Y avanzo. Avanzamos. Asumimos que nuestra vida no será la misma. No somos los mismos. Y sabemos que seguiremos llorándote a ratitos, cada vez menos. Tendremos miedo en futuros embarazos, porque será inevitable. Pero nos consolará pensar que tú acompañarás a tu/s herman@/s durante la gestación.

Latir. Sentir. Emocionarnos. Amar. Y sobre todo vivir. Vivir. Eso es lo que haremos. Por ti, viviremos por ti.

Besitos al cielo!

Mañana más mnb!

Mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s