Carta 62: Érase una vez…El Vacío ( de Anna Llenas)

Hola mi niño bonito!

No recuerdo cuando empezó mi pasión por los libros ilustrados, quizás fue hace años, en mi infancia, pero de mayor empecé a coleccionarlos.

Mi ilustradora favorita es Anna Llenas, autora de El Monstruo de colores, un cuento para hablar de las emociones con l@s más pequeñ@s. Hoy, por ejemplo, tengo el cuerpo enredado de color amarillo ( alegría). De Anna Llenas tengo varios libros: Te quiero( casi) siempre, el laberinto del alma, el Tópito Terremoto, Diario de las emociones,… Pero al que más cariño tengo es a El Vacío.

Te voy a contar un secreto, mi niño, sobre El Vacío: es el único que no tengo dedicado por Anna. Los demás tienen su firma junto a un precioso dibujo. Y dirás por qué no está firmado? Porque me quería esperar a que llegarás tú, para que te lo dedicará a ti. Tú ibas a llenar ese vacío, ese hueco interior que nos faltaba. Era como si nos no tuvieramos una pieza del puzzle. Y entonces llegaste tú, y ese vacío se cerró.

Con tu prematura marcha, volvió el vacío. Todo se tornó oscuro, y profundo, más profundo que al principio. El vacío, el terrible vacío interior, donde no hay nada. En el se oye el eco, que repetía una y otra vez lo mismo: ” lo has perdido!”.

Tomé el libro  y recordé como hacer de mi vacío  un poco más pequeño. Miré alrededor y me di cuenta todo lo que tú nos habías traído: amistad, amor, calor, abrazos,… que venían de todas esas personas que nos rodean. Y pensé: ” Qué querría él, mi niño?” Compartir todo con esas personas, disfrutar de la vida, amar cada flor nueva, celebrar lo que se tiene, regalar una sonrisa para conseguir otra a cambio. Y qué tengo yo? Tengo miles de cosas que cada día a pesar de la distancia, me acercan más a ti, mi Sol.

Y ahora, me preguntarás si voy a dejar el libro sin dedicatoria, o si me esperaré a que llegue un arcoiris. Pues bien, el Vacío, lo llenaste tú, y ahora tu recuerdo y lo que representas lo hace más pequeñito. Así que Anna Llenas, que sepas que me debes un dibujo de los tuyos, para mi Sol. Y por cierto, gracias por esta y otras historias. Seguiremos leyéndote!

….Y colorín colorado el vacío se ha acabado!

Besitos al cielo!

Mañana más mnb!

Mamá