Carta 63: Prometo encender en tu día especial una vela…

Hola mi niño bonito!

Hoy es 7 de marzo. Felicidades Guillem! Hoy es tu cumpleaños, tu primer cumpleaños. No está siendo el que nos hubiera gustado, con globos, confeti y un pastel enorme con una vela. Y todos los que te queremos, a tu alrededor ayudándote a apagarla.

Pero no importa, porqué he hecho bizcochitos de te matcha y le he puesto la Lacasitos. En la parte alta una vela en forma de 1. Y como dice la canción ” prometo encender en tu día especial una vela y soplarla por ti”.

Prometo encender una vela y soplarla por ti

Y como continúa la canción: ” Prometo no olvidarte nunca”. Guillem hace un año nos convertimos en madre y padre, y lo hiciste tú, nuestro Sol. Y nunca lo olvidaremos, nunca

Hoy vino a mi mente aquel día 7 de hace un año. Recuerdo levantarme para ducharme, y como me pusieron las últimas correas, y escuché de nuevo tu corazón. Recuerdo como vino el celador a buscarme, y como me senté en la mesa del quirófano y la anestesista me puso la epidural raquídea. No sentí dolor. Me tumbé, me pusieron las vías, y el tensiometro.

Lo siguiente, se me hizo eterno. Una enfermera me susurró que ya estabas fuera, y sentí el movimiento rápido hacia fuera del quirófano. No se cuanto rato más pasó, pero no debió ser fácil coserme. Y la imagen de la Doctora Peguero con cara desencajada cuando me dijo que sólo pensabas 395 gramos.

Guillem, te trajeron a verme antes de subirte a la UCIN. Sé que te lo he contado millones de veces, pero tocarte en ese momento y verte mover la cabeza fue lo más emocionante del mundo. Lloro al recordarlo, y creo que siempre lo haré. Sentir tu piel fue una experiencia única.

Hoy hemos recibido muchas felicitaciones de personas que te conocieron, y de otras que saben de ti por lo que explicamos de ti. Tú, hijo, nos has dado mucho en este año, pero sobre todo fuerza para seguir adelante. Diste sentido a nuestras vidas, ahora más que nunca sabemos que nos nos rendiremos en nuestra lucha por volver a ser padres. También nos uniste mucho más a papá y a mi. Nos acercaste a familias que pasaron por lo mismo, y ahora son nuestra otra familia. Nos enseñaste quién está con nosotros, nos devolviste a personas que hacia tiempo que no estaban cerca.

Y lo mejor mi niño, ahora ante cualquier problema respiramos hondo, y miramos desde otra perspectiva. Eso nos ayuda a estar mejor con nosotros. Yo siempre digo, que tú nos acompañas allá donde vamos, y nuestra sonrisa surge gracias a ti.

Guillem, sabemos que hoy en el cielo también lo estáis celebrando todos los compis de la clase de las estrellas. Este mes tendréis muchas celebraciones. Tod@s las mamás y papás mandamos muchos besos al cielo!!!

Mañana más mnb!

Mamá